Whisky Glen Scotia

Glen Scotia es una de las tres destilerías de Campbeltown que producen Single Malt en este momento (junto con Springbank y Glengyle). Fue fundada en 1832 por Stewart, Galbraith y Co y está situada al norte de la ciudad. La destilería extrae sus aguas de refrigeración del Crosshill Loch y de dos pozos perforados a más de veinte metros de profundidad en la roca. Campbeltown era la capital de la producción de whisky escocés antes de que se promulgara la Ley Seca de los Estados Unidos. Había unas veintiocho destilerías, aunque después de que se aprobara la ley sólo sobrevivieron tres.

Mostrando todos los resultados 3

Su historia

Glen Scotia fue adquirida por West Highland Malt Distillers en 1919 y cinco años más tarde la empresa quebró. Duncan MacCallum, un director, compró la compañía. La destilería se cerró de nuevo en 1928 y un par de años más tarde, tras grandes problemas financieros, Duncan MacCallum se arrojó al mismo lago del que la destilería de Glen Scotia saca su agua. Se dice que su fantasma ronda la destilería. Glen Scotia sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, habiendo reiniciado la producción en 1933 tras la derogación de la Prohibición. En 1954, Hiram Walker adquirió la destilería y poco después fue comprada por A Gillies and Co.

En 1979, se gastó un millón de libras esterlinas en la reconstrucción que duró hasta 1982 y dos años después la destilería cerró de nuevo. Glen Scotia fue adquirida por Glen Catrine Bonded Warehouse Ltd y en 2000 la destilería de Loch Lomond se hizo cargo, proporcionando personal y dirigiendo las operaciones. Hoy en día, Glen Scotia produce 100.000 litros anuales, una cantidad sustancialmente inferior a su capacidad de tres cuartos de millón. La destilería tiene ahora una plantilla de sólo dos personas: James Grogan, el antiguo albañil, y Hector Gatt, de la fama de Springbank. Ha habido varios lanzamientos oficiales y algunos embotellamientos independientes.