Whisky on the Rocks: Cómo disfrutar de un whisky con hielo

Hay varias formas de disfrutar el placer de beberse un whisky. En nuestro artículo de cómo beber whisky ya vimos que el whisky se puede tomar solo, con un poco de agua, con otras bebidas en un combinado o cocktail y, por supuesto, con hielo.

No existe una forma mejor ni peor para beberse el whisky, simplemente son maneras diferentes. Cuestión de gustos, vaya. Eso sí, la experiencia cambia en función de cómo decidas bebértelo.

En concreto, se conoce como whisky on the rocks a un whisky con hielo. En el mundo de los bares, «rocks» (rocas) hace referencia a «hielo». Cualquier licor puede servirse «in the rocks«, pero el whisky es el que más frecuentemente se pide de esta forma.

Beber whisky con hielo

Esta forma de tomarse el whiskey genera algunos debates entre los amantes del aqua vitae, pero como hemos dicho anteriormente, no hay una forma «correcta» de beberlo. Cada uno debe encontrar la forma en la que disfruta de su bebida. Eso es lo que importa.

En el caso del whisky con hielo, la dilución es el mayor inconveniente. El hielo se irá derritiendo y, cuanto más tiempo tardes en beberte el whisky, más diluido estará.

El propósito principal de añadir hielo es enfriar la bebida. Con el whisky adecuado, el agua (y el hielo a medida que se derrite) puede abrir sus sabores y aromas.

Piedras para el whisky en lugar de hielo

Beber whisky con rocas

Si quieres obtener el efecto del enfriamento (porque te gusta beber frío el whisky) y evitar el problema de la dilución, existen las piedras de whisky o piedras para whisky.

Son pequeños cubos hechos de acero inoxidable (aunque hay de otros materiales) que se enfrían en el congelador y pueden añadirse a cualquier bebida para un enfriamiento instantáneo.

Son reutilizables, así que después de cada uso los puedes enjuagar y volver a meterlos en el congelador.

¿Qué whiskies se pueden beber con hielo?

La elección del whisky es una cuestión puramente personal. No hay un whisky más adecuado que otro para tomarlo con hielo, aunque sí hay algunas costumbres que la mayoría de bebedores siguen:

Whiskies americanos

En el caso de whiskies americanos como el whiskey bourbon y el whiskey Rye (de centeno), dependerá de la intensidad del sabor y la fuerza del whisky. Por ejemplo, al beber un bourbon de alta graduación con hielo o agua, puede hacerlo más agradable al diluir el alcohol. Aunque hay gente que precisamente prefiere la bofetada que da un whisky fuerte, así que nuevamente nos encontramos ante una cuestión de gustos donde no hay una verdad absoluta. En cambio, un bourbon más suave no necesitaría ningún añadido de agua ni hielo, pero nos perderemos algunos de sus sabores que precisamente solo se abren con un toque de agua.

Whiskies escoceses

Y con el whisky escocés, más de lo mismo. Puedes disfrutar de un whisky escocés blended como Johnnie Walker Black Label con hielo, con agua, combinado con soda… Pero quizás sea menos habitual que pidas un Johnnie Walker Blue Label servido de la misma manera. Y es que entre ambos hay 100€ de diferencia, y normalmente los mejores whiskies, como los Single Malt escoceses, se suelen servir solos, sin hielo.

Dicho lo cual, no hay ninguna ley que indique qué whiskies deben servirse solos y cuáles con hielo o combinados. El whisky es una de las bebidas más flexibles en ese aspecto, así que experimenta y descubre de qué manera disfrutas tú la bebida.

¿Cómo elegir el hielo?

Vale, supongamos que has decidido ponerle hielo a tu whisky. Pero… ¿cualquier hielo serviría? La respuesta es que no. Aquí tienes algunos consejos para elegir el hielo perfecto para tu whiskey on the rocks:

  1. Usa un hielo grande: Cuanto más superficie tenga del hielo, más lentamente se derretirá y más lentamente diluirá tu bebida. Por eso, las bolas de hielo y los cubitos grandes se han vuelto muy populares para servir whiskies.
  2. Usa un hielo con agua limpia. El hielo que vayas a utilizar debe hacerse con el agua más limpia disponible (agua pura de manantial o agua destilada). También debería ser congelado lejos de las cosas que lo contaminan. Si congelas el hielo junto a los filetes de pescado, es probable que el hielo adquiera matices de pescado. Algo tan simple como sellar las bandejas de hielo en bolsas de plástico puede ser suficiente.

Compártelo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario